Que Hacemos

 

Insertas y encarnadas en los diversos campos de apostolado, atentas a los signos de los tiempos, respondemos a las necesidades de la Iglesia y del mundo con fidelidad creativa a nuestro carisma fundacional. Revisamos periódicamente nuestro Ser y Quehacer Anunciato a la luz de la Palabra de Dios, con sentimientos de conversión y actitud de cambio. Cfr. Rom 12,2-3; VC 78. 81, 82; C 677.

Musica

Nos consideramos misioneras y estamos dispuestas a proyectar nuestra evangelización a creyentes y no creyentes con obras propias del carisma, con respeto, valoración y aprecio por las diferentes culturas; sin distinción de raza ni condición social, conscientes que la unidad comunitaria es el primer testimonio de la presencia de Cristo para acompañar al pueblo en su proceso de fe. Cfr. Mt 28,19-20; 1Cor 9,22-23; RM 52-58 Esp. A. Pág. 181
                      
                       
Cuando nos sentimos llamadas por Dios a la misión AD GENTES o a un apostolado especial, lo manifestamos a nuestras Superioras, quienes nos ayudan a conocer, orientar y discernir nuestro carisma personal proporcionándonos una adecuada preparación. Cfr. VC 77; Direct. HA Pág. 361; Esp. A. Pág. 55.
                                       

Como Hermanitas de la Anunciación estamos al servicio de nuestros hermanos más necesitados en: la promoción humana, social y evangelizadora de la niñez y la juventud, en la familia, centros infantiles, educación formal y no-formal, pastoral parroquial y de salud, misiones dentro y fuera del país de origen, formación de catequistas y animadores de comunidades cristianas, en actitud de apertura a los nuevos llamados de la Iglesia, convencidas de que la oración vivida en fraternidad es el mejor testimonio de fecundidad en el apostolado. Cfr. Mt 5,13-16; Esp. A. Pág. 40; Direct. HA Pág. 337.356.